Manu Sava

agosto 28, 2014
por manusava
0 Comentarios

La luz

Camino a Montpellier

Camino a Montpellier

No se puede prever. Sucede siempre cuando menos lo esperas.Puede pasar que vayas por la calle, deprisa, porque se te hace tarde para echar una carta en correos, o que te encuentres en tu casa por la noche, leyendo un libro que no acaba de convencerte; puede acontecer también que sea verano y que te hayas sentado en la terraza de una cafetería, o que sea invierno y llueva y te duelan los huesos; que estés triste o cansado, que tengas treinta años o que tengas sesenta.

Resulta imprevisible. Nunca sabes cuándo ni cómo ocurrirá. Transcurre tu vida igual que ayer, común y cotidiana. “Un día más”, te dices. Y de pronto, se desata una luz poderosísima en tu interior, y dejas de ser el hombre que eras hace sólo un momento.

El mundo, ahora, es para ti distinto. Se dilata mágicamente el tiempo, como en aquellos días tan largos de la infancia, y respiras al margen de su oscuro fluir y de su daño. Praderas del presente, por las que vagas libre de cuidados y culpas. Una acuidad insólita te habita el ser: todo está claro, todo ocupa su lugar, todo coincide, y tú, sin lucha, lo comprendes.

Tal vez dura un instante el milagro; después las cosas vuelven a ser como eran antes de que esa luz te diera tanta verdad, tanta misericordia. Mas te sientes conforme, limpio, feliz, salvado, lleno de gratitud. Y cantas, cantas.

Eloy Sanchez Rosillo

agosto 22, 2014
por manusava
0 Comentarios

Me pregunto

I wonder how many times you’ve been had
And I wonder how many plans have gone bad
I wonder how many times you had sex
And I wonder do you know who’ll be next
I wonder I wonder wonder I do

I wonder about the love you can’t find
And I wonder about the loneliness that’s mine
I wonder how much going have you got
And I wonder about your friends that are not
I wonder I wonder wonder I do

I wonder about the tears in children’s eyes
And I wonder about the soldier that dies
I wonder will this hatred ever end
I wonder and worry my friend
I wonder I wonder wonder don’t you?

I wonder how many times you been had
And I wonder how many dreams have gone bad
I wonder how many times you had sex
And I wonder do you know who’ll be next
I wonder I wonder wonder I do

 

+ Rodriguez

mayo 13, 2014
por manusava
0 Comentarios

María

Recuerdo el 10.11.11 muy claro. Un día antes de mudarme a Italia, me había despedido de todos, amigos, familia, menos de una persona muy querida: Magra.

Por falta de tiempo no nos habíamos visto y no me quería ir sin despedirme de ella, por lo que acordamos vernos en la noche unos breves minutos en el Policentro. Hablamos mucho, recordamos mucho, y nos dimos un abrazo como si no fuéramos a vernos en años.

En el 2013 volví a Ecuador dos veces, y solo dos veces alcancé a verla. La primera vez nos pegamos unas cervezas en La Taberna y le presenté a la chica que entonces era mi novia. La segunda, en cambio, fue para despedirla, era ella la que ahora dejaba Guayaquil. Partía 2 años a estudiar en Europa. Ibamos a estar cerca. Prometimos encontrarnos al otro lado pero nos abrazamos como si no fuéramos a vernos en años.

La semana pasada fui a Budapest. Después de 8 meses volví a verla, esta vez en Hungría en donde no la llaman Magra, allá le dicen María. Caminamos y conversamos a orillas del Danubio, por sus históricas calles y sus hermosos parques. Fue una semana perfecta en la que además volví a sentir a Ecuador cerquita. El sábado fue el día de la partida, y como es ya costumbre, nos volvimos a despedir y a abrazar como si no fuéramos a vernos en años.

Continuar leyendo →

enero 14, 2014
por manusava
1 Comentario

LA calor

Hoy me desperté con mucho frío. Normal en invierno acá en Italia pero hoy fue diferente que otros días, me desperté temblando del frío.

Durante la mañana pensaba que extraño tanto el invierno de Ecuador, sobretodo ese calor constante de Guayaquil, ideal para ir a la piscina o pegarse un viaje a la playa, la perfecta excusa para andar en ropa interior por la casa.

Pero  lo estaba sobredimensionando.  A la final los recuerdos en  la cabeza tiene un poco de exageración, no? Porque después pensaba que realmente habían días que no lo soportaba, que no había como escaparse de la gota de sudor a menos que estuviera pegado al aire o al ventilador.  Me acordé de ese calor infernal, ese que mis amigos, por estos días, maldicen por las redes hoy en día.

Y me acordé de uno en especial. Hace 4 años. Hacía tanto calor dentro de casa que decidí salir a dar una vuelta en bicicleta para agarrar viento. Llevé mi cámara de fotos. El resultado hoy es este video que edité hace poco.

octubre 25, 2013
por manusava
0 Comentarios

Una pluma + Una libreta

Hace un año llevaba a toda parte una pluma y una pequeña libreta de apuntes. Trataba de escribir y dibujar lo que veía, oía o pensara aquel rato, sobre todo durante los viajes de tren. Después de un tiempo me di cuenta que en ella se repetían ciertos temas: una chica que me gustaba, mi familia, objetivos, deseos, expectativas, Ecuador, Italia, ser extranjero en medio de la crisis italiana. Era como una especie de compañera y la llevaba a todos lados así no la usara, incluso se me olvidaban las llaves pero casi nunca la libretita. Un día no la encontré más, la había dado por perdida, hasta hoy que apareció!

123 Continuar leyendo →

julio 30, 2012
por manusava
0 Comentarios

Per la strada

Vivo en un pueblo de Italia que se llama San Lorenzo di Parabiago. Acá a los pueblos los llaman “paese” y a diferencia de los que hay en Ecuador, ¡mi país!, tienen cubierto las necesidades más básicas. Sus calles están bien asfaltadas, se anda en ellas sin miedo a robos,  hay escuelas, hospital, policía, farmacias, centro comercial, negocios, restaurantes, bares, además tiene su plaza y parques, las casas no son de caña ni están todas enrejadas como en Latinoamérica, tienen su debida estación de bus y en el que vivo tiene hasta tren. En los confines del pueblo está lleno de grandes árboles y dentro lleno de viejitos sentados en el parque o  caminando. Es un lugar seguro. Es un lugar ideal para vivir y formar una familia. Es decir, es aburrido.

Y es más aburrido en verano, sobre todo en julio-agosto, cuando la gente se va de vacaciones. Tanto Milán y sus alrededores quedan como urbes fantasmas.  Entonces uno se pregunta qué es mejor ¿el invierno o el verano? En el invierno uno está metido tranquilo en casa porque afuera está helado, pero en verano con el sol y el calor y sin mucho que hacer, se imaginarán. Algunos me dirán “Por qué no vas a Milán? Allá siempre hay algo que hacer”. Y si, pero cada viaje ida y vuelta en bus cuesta €5,60 ($6,90), en tren €6, 10 ($7,51) y en carro solo la gasolina el litro cuesta €1.84 ($2,26. En Ecuador a $3 el galón). Además en cada salida a Milán se gasta un montón así no quieras. Y si no tienes un sueldo fijo en una sociedad cara y con crisis, te lo piensas algunas veces.

¿Entonces? Entonces por allá en 1839, un escocés llamado Kirkpatrick MacMillan le puso pedales al vehículo de dos ruedas que había inventado el Barón Karl von Drais en 1817 y que hasta entonces lo movía apoyando los pies al suelo. Gracias al aporte del escoses tenemos hoy en día lo que conocemos como bicicleta. Continuar leyendo →